viernes, 26 de mayo de 2017

Un gran estornudo.

De pequeña mi muñeco favorito era el Baby Mocosete, quizás porque me sentía identificada. Pobre bebé siempre con moquitos en la nariz. Y así soy yo, una mujer hecha y derecha, y siempre pegada al pañuelo. Y es que como decía mi madre: hija mía, se te quita toda la delicadeza cada vez que estornudas. Porque reconozcámoslo, mis estornudos son sonoros e imprevistos. Son, unos señores estornudos que se escuchan en la distancia. Así que desde hace años tengo una pequeña papelera junto a mi cama, para los pañuelos que uso con cada estornudo. Y esa papelera había que renovarla.


En vez de una papelera para poner en el suelo me decidí por una cesta con cierre snap y un asa desde la que colgarla del pomo de la mesilla de noche. 


La tela de Caperucita es un capricho más en torno a la niña de caperuza roja. 


Siempre relaciono a Caperucita con los cuadros vichy, pienso que  si llevaba un mantel en la cesta, debía ser así. 


Ea, ya puedo estornudar tranquila y sonoramente. 

Ahora me debería hacer la funda para la caja de pañuelos, y ya el conjunto quedaría completo. Un día, un día de estos me la hago.

Feliz fin de semana y gracias por vuestra compañía. 

viernes, 19 de mayo de 2017

Un cumpleaños más.

Este año cuando le pregunté a María José (Madejas de Colores) qué quería que le hiciera por su cumpleaños, me contestó que una mini tabla para la plancha como la que meses atrás yo me había hecho y que te enseñé aquí. Así que dicho y hecho. Escogí telas en tonos fríos como sé que le gustan y para la parte de atrás, usé una tela que tan apropiada es para ella, con la muñequita Holly Hobbie. 

Si lo dejaba así, este año no tendría sorpresa, así que le preparé algo más para formar así un conjunto de lo más shabby. 





La mini tabla además se puede colgar y decorar al mismo tiempo. 


Y la caja de fresas que le decoré va pintada con pintura a la tiza en rosa, con un cartel en el frontal donde pone "Costura" para guardar lo que mejor le convenga. En los otros tres frentes, corazones con las mismas telas y en el interior un corazón más además de un pequeño adorno que forme conjunto con la mini tabla de plancha. 





La parte superior de de cada "patita" la pinté en verde samba al igual que cuatro pequeños triángulos que coloqué en el interior. 

A medida que pasan los años, María José y yo tenemos una pequeña colección de objetos hechos por la otra que ambas conservamos y usamos con cariño. El cariño de la amistad en la distancia geográfica y la cercanía de afinidades. 

Feliz cumpleaños María José y al resto: feliz fin de semana!!!


domingo, 14 de mayo de 2017

Me gusta reciclar: botes y tarros.

Es la primera vez que participo en un reto de Facilisimo, fue ayer tarde cuando se me ocurrió la idea que os voy a enseñar, que pensé que sería interesante incluirlo en el reto de esta semana (reciclar botes y tarros), para que otras personas pudieran ponerlo en práctica.

Tenía por casa y desde hace más de 10 años, un especiero que nunca usé como tal. Pero como no me gusta tirar por tirar y pienso que todo merece una segunda oportunidad, lo guardé en espera de que le llegara su momento. Y su momento llegó ayer sábado por la tarde, cuando me reservo un rato para disfrutar entre hilos, telas y últimamente pinturas a la tiza. Los doce botecitos para especias ahora son botecitos para botones, dedales, cuentas, y todos esos pequeños objetos de nuestro taller que no sabemos dónde guardar de manera ordenada y estética. Porque las cosas como son, bolsitas de plástico transparentes cumplen el mismo cometido, pero no llenan nuestra vista y nuestro espíritu. 


La caja de costura ya os la enseñé el otro día en una jornada también dedicada al reciclaje, en aquella ocasión una caja de fresas fue la protagonista. Lo que sí es nuevo son los botes de cristal que he colocado dentro de la caja. 


Un detalle en punto de cruz es una técnica perfecta para decorar botes de cristal.

Pero siguiendo con nuestro especiero, os lo voy a enseñar con detalle. 





La tapadera de cada botecito va decorada con telas clasificadas por gamas cromáticas y dispuestas en el mismo orden (azules, verdes, malvas y rosas). 



El especiero lo he pintado con pinturas a la tiza en dos colores (Verde Samba y Foxtrot Rosa). En la parte superior he colocado una tela que no sólo coordina en tono, sino en temática con mi blog, ¡¡y es que está llena de gotas: mis gotas de Rocío!!


Mi nuevo clasificador ya está en uso en mi cuarto de costura, junto a otros botes de cristal que poco a poco voy reciclando, dándoles segundas oportunidades y a algunos incluso terceras. 


Si tenéis por casa un especiero parecido o incluso igual y os apetece reciclarlo, os dejo un pequeño tutorial para que os animéis a hacerlo. Es muy fácil, perfecto para una tarde de manualidades y reciclaje. 






Y si os animáis a hacerlo me encantará recibir vuestras fotografías y publicarlas con vuestro enlace correspondiente. 

Muchísimas gracias por vuestra compañía. 

viernes, 12 de mayo de 2017

Corresponder.

Tenía pendiente regalarle a mi sobrina Maite una camiseta con un delfín, la tenía pensada desde hace tiempo, tanto que temía que la camiseta que le compré hace algunos años ya no le sirviera. Pero cumplir 20 años significa que desde hace ya varios no se crece ni a lo alto, ni afortunadamente aún a lo ancho.

Y junto con el delfín de la camiseta, le preparé un paquetito en una caja de fresas que pinté a la tiza y que recibió con sorpresa y agrado. Fácil era acertar. Al igual que yo, es apasionada e icónica. Su mundo gira en torno a algunas facetas que cubrí con algunos detalles más. 


Me gustan los regalos sencillos pensados al detalle en quien los recibe. Y me gusta la gente que aprecia este tipo de regalos.

Muchas gracias por vuestra compañía y feliz fin de semana. 

lunes, 8 de mayo de 2017

Los gnomos y un cumpleaños.

A falta de una semana, mi hermana y yo nos llevamos 5 años. Hace unos días fue su cumpleaños y le preparé un detalle. 

Ya os he dicho en alguna otra ocasión que mi padre siempre tuvo muy buen ojo para comprarnos los cuentos. Años antes de que en televisión echaran los dibujos animados de "David el gnomo", me regaló en las Navidades de 1982 el libro de "Los Gnomos" escrito e ilustrado por los holandeses Will Huygen y Rien Poortvliet (y que más adelante sirvió de inspiración para la serie TV). Desde un principio a mi hermana y a mí nos entusiasmaron aquellas ilustraciones que acompañaban los textos detallados sobre la vida de los gnomos. Fue a raíz de aquel libro que mi hermana comenzó a coger un pincel y copiar algunas escenas. En recuerdo de todo ello le he hecho un cuadrito para colgar junto a su mesilla noche, al lado de sus lecturas preferidas o inacabadas, sus fotos familiares, su agenda, sus gafas y su amplio mundo reducido en un rinconcito del tamaño de los gnomos. 


Sobre lino rústico he reproducido con aplicaciones festoneadas el gnomo de la introducción del libro. Un mariposa revoltosa es lo que mira mi gnomo y con algunas puntadas sencillas he bordado unas florecitas. 


La buena edición del 82 en piel y cosido, nada tiene que ver con la que últimamente he visto en librerías, con tapa blanda y pegado. 




Buen ojo el que tuvo mi padre y buena colección de cuentos tengo gracias a ello. 

Feliz semana y gracias por vuestra compañía. 

viernes, 5 de mayo de 2017

Conjunto de segundas oportunidades.

Hace unos días entré en Lidl acordándome de Luz (A la búsqueda de cosas bonitas). Ella siempre encuentra cosas monísimas en el bazar del supermercado. Y quieras que no, cargar el carro con leche, lavavajillas, alguna chocolatina y una monería de 9 euros, te alegra la compra. 

Ya en casa, con la leche en la despensa, el lavavajillas en el fregadero y la chocolatina en la panza, decidí transformar lo que me había traído en mi compra al estilo Luz. Porque las cosas como son, no te compras una casita de madera guardallaves para dejarla en su color pino natural original, con cajón verde. Te compras la casita para guardar de todo menos llaves y sobre todo para pasar una tarde entretenida manchándote las manos de pintura. 


Quizás fue el dibujo del panel del fondo, quizás los ganchitos, o la forma de casita lo que me inspiró para forrar el frente del cajón con tela de hexágonos, pintar la estructura con chalky foxtrot rosa, pegar el cartel "Sweet Home" que me regalaron mis amigas de "Cose y Charla", coser tres bolsitas con tela a juego o decorar un botecito de cristal. Y todo ello con un fin muy concreto. 


En el cajón cabe perfectamente la herramienta para forrar botones de tela. Simple pero efectiva. 



En cada bolsita guardo los botones para forrar clasificados por tamaños junto con la plantilla para cortar la tela. 



Y en el botecito de cristal guardo algunos botones ya forrados. 


El cartel es la guinda que además, junto con la pintura a la tiza, da unidad a la segunda parte de este conjunto. 


Fue en esta ocasión María José (Madejas de colores) quien me propuso decorar la última caja de fresas que había pintado. Su idea era hacer algo usando la técnica que ella tan bien domina: el punto de cruz. Así que me pasó algunos gráficos sencillos que no me ocuparan mucho tiempo. 


Tras barajar varias ideas nos decantamos por la palabra COSTURA adornada por algunos complementos. Si bien no me quedó tal como yo lo tenía en mente y tuve que hacer algunas modificaciones respecto a lo que junto con María José planeamos, estoy contenta con el resultado. Su uso concreto aún no lo tiene adjudicado. 


Quizás guardar ovillos, cintas decorativas, rotuladores para tela, madejas de colores o incluso botes de pintura, ¿por qué no?





Aunque quizás su fin simplemente sea darle una nueva vida a una caja de fresas que junto con una casita guardallaves que nunca guardará llaves forman un conjunto de segundas oportunidades, las que todos merecemos en la vida. 

Pasad un magnífico fin de semana y muchas gracias por vuestra compañía. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...