jueves, 10 de enero de 2013

Cuatro piezas de un puzzle.

"Por favor, quiero regalarles un detalle a mis compis de trabajo. ¿Qué me propones?". Eso fue lo que me pidieron, así que me puse a buscar ideas. A veces lo más simple puede ser lo más complejo. Y es que yo quería algo que uniera a las cuatro compis, que fuera algo más que un detalle más o menos bonito. Acompáñame, que te cuento la historia, y nunca mejor dicho.

Érase una vez una madre y sus tres hijas, vivían en una casita a las afueras del pueblo.

Una mañana, las cuatro se fueron al campo, la madre tiraba del carro donde iban las tres hermanas.

Entre todas cogieron muchas manzanas, tantas que llenaron el carro. Las tres hermanas iban empujándolo.

Del campo se fueron a la ciudad y en el mercado vendieron las manzanas recién cogidas de los árboles. 

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.
Como ves, cada libreta es necesaria para completar la historia, cada persona es necesaria para que el grupo de trabajo funcione. Cuatro piezas de un mismo puzzle. 

2 comentarios:

  1. Qué gran idea Rocío! Preciosas las telas y el trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscando, buscando, como siempre:ideas en la cabeza y materiales por todas partes. Gracias.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...