miércoles, 13 de diciembre de 2017

Horario Comercial.

Ahora que mi prima se muda para instalar su taller de costura en nuevo domicilio, me pidió un cartel informativo de su horario comercial que fuera acorde con el regalito que le preparé hace un año (lo puedes ver aquí)


Os pongo también el del año pasado, para que veáis lo bien coordinados que van ambos. 


Puesto que el horario de verano cambia respecto al de invierno he preparado un bolsillo transparente donde colocar una cartulina donde se puedan reflejar todas las modificaciones de horario oportunas. Y el bolsillo lo he ribeteado con la misma tela de las letras. 


Luego algún detallito por aquí y por allá. 



La misma tela en la trasera que el año pasado, y listo: a inaugurar local. 


Muchas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Cocina y patchwork.

Un par de alcayatas quedaron descubiertas en la pared de mi cocina. Servían para colgar un mueblecito donde guardar utensilios de mis perros y mis gatos. Cuando el mueble nos dijo adiós, decidí ingeniar algo para tapar las alcayatas. Y por supuesto las telas fueron las protagonistas. 

Un plato Dresden en tonos verdes y amarillos, los tonos de mi cocina. 
Esta otra alcayata me la curré menos, pero el estampado me lo permitía. 
Un poco después me apeteció sustituir la persiana de caña de la ventana por unas cortinas de tela. Y con todo ello ha quedado un conjunto muy de mis gotas. Me quedaba muy poca de la tela que usé para las cortinas que sustituyen a las puertas de mis muebles de cocina, así que las preparé con loneta color beige combinada con retales de la tela que os comento más algunas otras en tonos semejantes. 

Estas son las cortinas de mis muebles de cocina, pero me quedaba muy poca cantidad.

Así que lo solucioné de este modo.

Es una ventana muy grande sobre el fregadero. 

Preparé un log cabin para darle un poco de alegría a las cortinas. 
Ha sido difícil fotografiar las cortinas por el continuo e intenso contraluz, pero creo que os hacéis una idea. 

Muchas gracias por vuestra compañía. 


miércoles, 29 de noviembre de 2017

Bolso "Cose y Charla".

Ninguna somos del lugar donde vivimos, algunas nos llevamos 10 años de edad, no coincidimos en profesión o formación, tampoco compartimos horario en nuestras rutinas diarias, pero siempre buscamos un hueco para coser y charlar. Porque nos une la pasión por la costura, por comprar telas o unir retales de otras en desuso para así darles nueva vida, aprender técnicas nuevas y perfeccionar las que juntas investigamos. Y nos cohesiona la conversación, la escucha y el poder liberador de la palabra hablada. 

Somos cuatro amigas que en enero de este año decidimos hacernos un bolso para transportar las herramientas de costura cada vez que nos reunimos para coser y charlar. Cada una va a su ritmo, dos lo hemos terminado, otra va a medias y la última ni lo ha empezado. Porque no nos gustan las prisas ni los imperativos, nos gusta disfrutar con las telas y no los agobios. 

Pero aun así, reconozco que he terminado cansaita del bolso. Quedaría divinamente si os dijera que he disfrutado con cada puntada, pero en esta ocasión mentiría. Comencé ilusionada, avancé sin prisas y lo terminé aburrida, pero lo terminé. 

Me he arriesgado en la ejecución, buscando detalles con los que modificar mis costumbres y todo os lo explico en las fotos.


Usando retales de otros trabajos, corté cuadrados de 10 x 10 y los uní con la técnica Rag Quilt. He escogido tonos marrones, rojos, verdes y beige. Me apetecía un bolso rústico.


Ambas caras son semejantes. Pero el lateral (y la base) lleva tela de saco bordada con punto de cruz.


Usar este tejido ha sido el primer riesgo que asumí. Aunque perdiera el apresto original y se arrugara, preferí mojar la tela de saco previamente y secarla al sol. Es una tela que encoge mucho y así evitaba futuros problemas en los lavados. Un riesgo añadido era que con la secadora sufriera demasiado y se rasgara por algún lado. Como de hecho ocurrió, pero fue poca cosa y con unas puntaditas quedó solucionado.

Sol directo para secar totalmente la tela de saco.
Una vez terminado el bordadito, le aportó un toque diferente que me gusta.



Otro detalle con el que también he arriesgado es el de la realización del Rag Quilt. He prescindido de la cruz que acolcha cada cuadrado. En sustitución cosí un pequeño botoncito en el centro de cada cuadrado y además la guata la corté de 9 x 9 cm. para que la costura de unión la pillara un poquito. Hace un par de años hice una colcha con esta técnica y fui más obediente: acolché con un aspa cada cuadrado y la guata la corté 2 cm. menos que la tela para que no la pillara la costura. La puedes ver pinchando aquí.

Cortando la guata 1 cm. menos que la tela, las costuras quedan así.
Estos botoncitos pequeños son perfectos para el acabado que le quería dar al bolso.

En cuanto a los adornos que tanto nos gustan y enriquecen cada trabajo, he incluido un precioso botón de madera, un tirador para la cremallera, así como un cuadrado bordado sobre lino con el nombre del bolso y la gota de mi firma.




El interior del bolso lleva grandes bolsillos clasificados en compartimentos para poder guardar objetos de distintos tamaños. Elegí la tela de saco adornada con una cinta métrica y una tela de cuadros que le compré a Lucía (L'atelier de Lucía).



Con los bolsillos en uso, el espacio libre que queda es muy amplio y caben muchas cosas más.


Si os fijáis, las costuras van ribeteadas en su interior con un bies marrón chocolate. Normalmente los bolsos realizados con esta técnica, aprovechan el efecto deshilachado para esta costura también, pero a mí me apetecía hacerlo diferente. Además, esa costura lleva también el margen de los bolsillos con su respectiva entretela, así como la tela de saco que se desgraciaría con ese deshilachado.

Aunque hace meses que lo acabé, aún no he estrenado el bolso, de momento espera en el perchero de mi cuarto de costura. Ya se me ha pasado el mal rato que pasé para unir tantas capas de telas y una vez superadas las dificultades del parto, estoy encantada con mi bolso "Cose y Charla".


Muchas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Transformando con pintura a la tiza.

En la organización de mi cuarto de costura han jugado un papel importante las pinturas a la tiza. Sin demasiada habilidad con la brocha, he transformado algunos muebles dándole ese toque shabby que tanto nos gusta a muchas. Tampoco me he complicado mucho, la verdad. Se pueden hacer maravillas siguiendo algunos tutoriales, pero no tenía ni tiempo ni ganas de aprender técnicas que luego no iba a saber aprovechar. 

Para estas cajoneras de Ikea hay mil ideas por internet, aunque yo simplemente he aplicado un par de capitas de diferentes colores en los frontales de los cajones y pegado unas mariposas. 


La misma mariposa he usado para decorar este pequeño mueble, cuya tapa pinté en azul, estructura en blanco y pomitos en diferentes colores. 


Otro día se me ocurrió darle una manita a una pequeña silla que debe tener cerca de 100 años. Yo la recuerdo en mi casa de siempre, pintada en color rojo. Mi padre a su vez la recuerda también de siempre, con lo cual, sumando siempres, es una silla ancianita. Recuerdo que el asiento se restauró alguna vez y desde hace un par de décadas lucía blanquita, fruto de otro día en que también se me ocurrió coger la brocha.


Un rosa muy suavito es el color que elegí. 
La transformación más llamativa es la de un par de mesillas de noche de carácter provenzal en las que he combinado blanco, rosa y azul. 

Son dos mesillas iguales, aunque solo haya fotografiado una, otro día os enseño el conjunto completo.

Y como aún me quedaba alguna cajita de fresas por ahí, eché un ratito más en combinarla con verde y rosa, y pegar un papelito mono en la base.



Muchísimas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Tapicería con jeans.

El año pasado estuve a punto de desprenderme de esta butaquita. No porque no me gustara: normalmente lo que compro un día me sigue gustando al día siguiente, Ni porque estuviera vieja: a pesar de sus más de veinte años, la madera con una mano de pintura quedaría en perfecto estado y la tapicería era fácil de cambiar. Tampoco es que no le tuviera cariño: de hecho fue testigo de muchas horas de estudio que recuerdo con agrado. Simplemente es que no tenía sitio. Pero en el último momento, justo antes de meterla en el coche para llevarla a un centro social, decidí quedármela. Ya le buscaría un hueco, era necesario. 


Y el hueco se lo he encontrado en mi cuarto de costura, para que se siente quien me acompañe, porque yo continúo prefiriendo mi silla con ruedas y asiento giratorio. Pero en las ocasiones en que tengo compañía, mucho mejor es que sea sentada, que no de pie. 


Como veis he hecho una de mis composiciones con tela vaquera. Una amiga me dio todos los pantalones que se le habían quedado pequeños y cortándolos en tiras de 10 cm los he ido uniendo armonizando claros y oscuros. 

Más contenta no puedo estar, me ha quedado un tapizado justo como yo quería: sufrido, alegre y discreto. Al estar junto a la cortina del armario que el otro día os enseñé, consideré necesario no incluir estampados que cansaran la vista y cargaran el ambiente. 

Y por último os enseño el bajo de la butaquita, que también lo he cuidado, por supuesto jeje. 


Muchísmas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Cortinas para un armario.

Hace tiempo compré un armario básico para el "cuarto de invitados", que aunque ni mi familia ni mis amigos son invitados y pueden venir a mi casa sin previa invitación (antes y ahora también, que ya nos apañaremos), es una manera de entendernos. Desde que hace un año mudé mi cuarto de costura a lo que era cuarto de invitados, ese armario dejó de cumplir su misión y lo acomodé para mis cajas y trastos varios de costura y manualidades. 

Digo que es un armario básico porque es una estructura de hierro forrada de tela, lo compré en Ikea por 50 euros y siempre he pensado que fue una buena compra. Las cortinas en color beige que hacían de puertas siempre tuvieron poco frunce y estaban algo estropeadas, así que decidí hacer algo nuevo acorde al estilo de mi pequeño rincón. 

Os lo enseño y os lo cuento, menos a mi querida Caperucita, las cortinas recogen todo mi mundo. Son dos cortinas en las que he repartido las telas de manera simétrica con un toque de asimetría equilibrada, como a mí me gusta. 


En primer lugar os quiero enseñar este precioso bordado que me regaló Gema (El hilo de Penélope). Lo tengo guardado desde hace años, esperando que se me ocurriera qué destino darle, y en estas cortinas lo voy a tener muy presente cada día. 


Junto al bordado del dibujo de Beatrix Potter he cosido un panel con Holly Hobbie que también tengo reservado desde hace tiempo. 


La tela con la liebre del cuento "Adivina cuánto te quiero" fue una compra necesaria, imposible de dejar atrás. Con ella hice un portadocumentos y el trozo que me sobró lo reservé para mí. 


El último retal de la tela del conejo Perico también tiene su hueco en estas cortinas, muchas alegrías me han dado esta tela y estas ilustraciones, 


En las cortinas también hay gotas, muchas gotas, por supuesto.



En la parte de arriba dispuse unos precortados que en tonalidad van muy bien con el delantal de Holly Hobbie y aportan una nota de color e intensidad.


Para la parte baja, cuadrados de 10 x 10 con telas representativas para mí en una composición de patchwork imposible, como me gusta llamar a los retales unidos con aparente improvisación y discordancia cromática. 




Y para que no os quedéis con curiosidad os enseño el armario con las cortinas descorridas.


Muchísmas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Funda Amiibos y Pikachu.

Mi sobrina Teresa necesitaba una fundita para sus Amiibos (no me preguntéis, yo lo tuve que buscar en google cuando ella me lo pidió), así que se la he hecho a juego con la funda de su Nintendo (pincha aquí). 



El interior va plastificado y su tamaño le permite guardar sus 6 actuales Amiibos o los 20 que piensa algún día tendrá. 

Pues nada, seguimos aprendiendo, de costura y de Nintendos. 

Muchas gracias por vuestra compañía. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...